jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

"Que nunca te falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar a donde ir, y alguien a quien querer..." ¡Feliz Navidad y Próspero 2.011! 

Esta es la misma felicitación del 2.007, pero me gusta tanto, que me permitiréis volver a recordarla.

Y aquí van mis regalos.

# Regalo Nº1: Mi selección de música navideña (necesario Spotify)

# Regalo Nº2: Validation - Have you ever smiled?. Después de verlo, por favor ... sonrie!.



# Regalo Nº3: ¡Algo de optimismo por favor!. Al principio cuesta un poco, pero hace unas semanas me acosté un poco más tarde de lo habitual por culpa de este video. (Gracias Pepo por descubrímelo)


¿Has pensado ya en tu sueño?

Feliz Navidad, 

lunes, 6 de diciembre de 2010

La guerra de las consolas (2)

Hace ya tres años que escribí sobre la interesante guerra que se avecinaba con las consolas wii, xbox 360 y ps3 y  que a día de hoy, todavía continúa.

Repasando los movimientos más relevantes:
  • Wii sorprendió a sus contrincantes con una estrategia de diferenciación basada en innovación en producto (su revolucinario mando) e innovación en mercado (la consola estaba dirigida al ocio de toda la familia, hasta ahora ninguna abuela había jugado con sus nietos a la videoconsola).
  • Xbox 360 y PS3 se enzarzaron en la competición por la supremacía en potencia gráfica y le allanaron el camino a Wii (que dejó bien claro que no iba a entrar en esa guerra).
  • Como la Xbox fue la primera en pegar (a pesar de sus conocidos problemas de sobrecalentamiento) fue la que sacó algo de ventaja a PS3 que se pensaba que su éxito iba a ser el paseo triunfal cosechado con la PS2. 

Los últimos movimientos dan la razón a la estrategia de Nintendo-Wii. Es la consola más vendida en el mundo. Curiosamente no es la más potente, pero sí la más simpática y además, es apta para todas las edades.

La reacción de Sony - PS3 ha sido la copia, imitado descaradamente el mando Wii. Estrategia, desde mi punto de vista conservadora y obsoleta. Con este movimiento Sony aspira, como mucho, a acercarse a Wii.

En este caso, y sin que sirva de precedente, creo que Microsoft ha dado en el clavo con su Kinect para Xbox 360. Frente a la estrategia de copia, Microsoft ha sido valiente innovando en producto con un accesorio que permite convertir tu cuerpo en el mando de la consola.




[Salta con Kinect. Foto de: Sergey Galyonkin]

Ni que decir tiene quien creo que se llevará gran parte de las ventas estas Navidades. Wii no aporta ninguna novedad, PS3 copia el mando de la Wii y Xbox lanza su kinect (juega con tu cuerpo) y de paso saca juegos para “toda la familia”.

La solución... para dentro de un mes.


martes, 12 de octubre de 2010

El barco de crucero, una máquina de hacer dinero

Un crucero es una gran industria del entretenimiento. Para que todo funcione bien, hay una gran cantidad de personas al servicio del crucerista. En nuestro caso un miembro de la tripulación por cada tres pasajeros.

Dentro de la tripulacion tenemos a los encargados de la navegación, camareros, cocineros, mecánicos, limpiadores, animadores, personal de mantenimiento, etc.

Pero tan impresionante como el número de miembros de tripulación es la capacidad para gererar dinero que tiene este tipo de barcos.

Aquí hay muchas posibilidades para gastar más dinero, además del que ya se gastó al reservar el viaje.



Una medida que incita al gasto es que nada se paga con dinero. Al entrar en el barco te dan unas tarjetas identificativas a la que asocias una tarjeta de crédito. Todas las compras del barco se pagan con esta tarjeta. El dinero no lo ves por ningún sitio y sin embargo se mueve a una velocidad asombrosa.

Aquí van unas cuantas opciones para gastar más:

Excursiones: cuando estas en puerto tienes la opción de realizar una visita organizada por el crucero o ir por tu cuenta. La segunda opción es complicada, ya que tienes muy poco tiempo, has de coger transportes y tienes que haber planificado la visita. Las excursiones organizadas no son nada baratas y constituyen una fuente importante de gasto adicional en el crucero.

Las bebidas: actualmente los cruceros tienen packs de bebidas. Nosotros teníamos las de las comidas y cenas (lo que nos permitía beber en comidas y bebidas por un precio fijo). Luego está la full equip, que incluye todas las bebidas que puedas tomar en el barco (restaurantes, barras y pubs). En el barco pude diferenciar claramente a las personas que tenían el completo, ya que cada vez que me los cruzaba los encontrabas con un coctel en la mano. Para los que no los tienen, las bebidas que se toman en el barco se pagan de forma adicional. Tanto el método tarifa plana como el pago por bebida reportan ingresos adicionales.

Las fotos: fotos a todas horas. Al bajar del barco, al subir, durante las cenas, en la recepción del capitán, etc. Lo peor que puedes hacer es ir a verlas, ya que seguro que hay alguna que te gusta y picas.

El spa: en el barco también hay spa, con todo tipo de tratamientos, que por supuesto, se paga de forma adicional.

El casino: para los intrépidos. Sólamente funcionan en aguas internacionales, donde no se aplica la jurisdicción de ningún país.

Las tiendas: en aguas internacionales no hay impuestos. Es como si estuvieras en Andorra, pero en alta mar.

Las promociones y recuerdos: el marketing también está presente en el barco.  Está el día del hombre, donde se realiza descuento adicional al comprar artículos de hombre. El de la mujer, niños, los descuentos especiales de última hora. En fin, un empujoncito más para realizar compras.

Cuando ya crees que las comprado todo, hay un cargo adicional obligatorio "Las propinas". 8 euros por persona y día. La verdad es que el servicio se desvive por tí, pero por qué no incluirlo en el precio inicial del crucero si es un fijo.

Me contaron nuestros compañeros de cena, que se encontraron en la piscina a una señora que lloraba desconsolada contemplando el extracto de la factura ( dos días antes de acabar el crucero). Es muy fácil gastar sin darte cuenta de cuanto gastas.

La enseñanza de este asunto es que "siempre puedes encontrar ventas adicionales para incrementar el beneficio".

Esta estratégia la puedes observar también en parques temáticos, espectáculos circenses y en la cola de la caja del supermercado o ¿Por qué piensas que tienen allí los chicles, las chocolatinas y las pilas?

Hasta otro día.


lunes, 23 de agosto de 2010

La vida en un crucero (capítulo 2. Florencia)

Florencia (Firenze para los italianos) es una ciudad singular y monumental. Se respira historia en cada rincón de la parte antigua de la ciudad. Palacios, iglesias, museos, la catedral Santa María del Fiore y un largo etcétera de lugares pintorescos.

[Vista panorámica de Florencia. Foto de: Jose F. Caro]

Sin embargo, a mitad de Agosto, el calor sofocante no es exclusivo del sur de España, y en Florencia el día que visitamos la ciudad hacía muchísimo calor.

Además de esto, el centro turístico de Florencia estaba literalmente tomado por turistas de nacionalidades diversas.

[¿Donde está Wally?. Foto de: Jose F. Caro]

Los forentinos huyen de la ciudad durante esas fechas, y los que quedan, deben de estar un poco hartos de que los turistas abarroten la ciudad y son implacables con sus vehículos (nuestra guía nos advirtió de la peligrosidad al cruzar las calzadas).

Todo ello convertía en una experiencia un tanto agobiante lo que debía de ser un agradable paseo por la ciudad.

A los pasajeros de los cuatro cruceros atracados en el puerto de Livorno que estábamos visitando la ciudad, se unían otros turistas procedentes de otras combinaciones y paquetes turísticos.

Los japoneses, como siempre, unos avanzados de las nuevas tecnologías. Iban con un pinganillo, supongo que atendiendo a las explicaciones del guía (de esa forma no es necesario amontonarse alrededor de él). Me gustó la idea.

[Japoneses, los mejores turistas del mundo. Foto de: Jose F. Caro]

El arma de los turistas japoneses son las cámaras fotográficas, y disparan a discreción. Algunos de ellos, cuando son fotografiados, ponen los dedos con el gesto de victoria. Dicen que se trata de un saludo, pero no sé si es que se retratan conquistando el lugar.

En la cola para acceder al interior de la catedral, también pude constatar la devoción de alguno de ellos por el Barça.

El famoso Ponte Vecchio repleto de joyerías, sufría el peso de los turistas que lo inundaban, y por la calle había multitud de mercadillos, puestos y tiendas donde adquirir recuerdos de la ciudad y otras partes de Italia. Me pareció excelente el sentido comercial de los italianos.

Los ingresos derivados del turismo no sé que porcentaje representan para la ciudad de Florencia, pero, a juzgar por lo que vi, deben de ser muy altos.

Al día siguiente, Luca, nuestro anfitrión en la visita a Roma, me decía que Florencia hay que visitarla en invierno. También me contaba que en Agosto y en Italia hay un sitio peor que Florencia. ¿Adivináis cual es?. Si, Venecia. No me quiero imaginar la densidad de turistas en estas fechas allí.

Para mí, la enseñanza del día fue que "Cualquier sitio con encanto puede ser contaminado por la presencia de una gran muchedumbre y por la condiciones climatológicas"

Seguro que al anochecer, cuando los turistas desaparecen, la ciudad se torna mas amigable y vuelve a ser esa ciudad con encanto, de agradables paseos a pie.

No te pierdas el próximo capítulo “El barco de crucero, una máquina de hacer dinero”.

jueves, 19 de agosto de 2010

La vida en un crucero. (Capítulo 1. Mónaco y los ricos)

Durante la semana pasada estuve disfrutando de unas anheladas vacaciones en un crucero por el Mediterráneo.

En los próximos días iré escribiendo una serie de posts sobre el viaje con los aspectos mas curiosos del mismo.

Empecemos por Mónaco, la ciudad de la ostentación y el lujo. Mónaco es el segundo estado mas pequeño del mundo. Su densidad de población debe de ser, sin embargo, una de las mas grandes. Es famosa por su familia real, su puerto deportivo, la fórmula 1 y el casino.

[Casino de Montecarlo reflejado. Foto de: Jose F. Caro]

La ciudad vieja de Mónaco, o la roca, como la llaman los monegascos, está hueca por dentro debido a las galerías y túneles de carreteras que se han excavado para aprovechar el lugar al milímetro. El resto del principado es también un autentico queso gruyere de túneles. Aquí no cabe ni un alfiler. Para paliar este déficit de espacio, Mónaco se expande ganando terrenos al mar.

Lo mas curioso de la visita, no lo encontré en la catedral, donde puedes hacerte una foto con la tumba de Rainiero o Grace Kelly, ni por las calles donde discurre el circuito de la formula 1, fue en el casino.

Aquí me encontré con una situación un tanto rocambolesca:

Atracados en el puerto de Mónaco y Villefranche, donde estaba nuestro crucero, había como 4 o 5 barcos de crucero. El nuestro, con 1.800 pasajeros a bordo, era el más pequeño de todos ellos.

Esta concentración de cruceros hizo que en la puerta del casino estuviéramos tropecientos turistas. También había una gran fila de coches de lujo con sus ricos dueños al volante, que les había apetecido ir al casino en ese preciso momento. El resultado... una cola de coches de lujo intentando aparcar en la puerta del casino (abarrotada de turistas y otros coches de lujo) y todos los turistas sacando fotos, no al casino, sino a todos los modelos de coches deportivos que intentaban llegar al lugar.

[Lujo llegando al Casino. Foto de: Jose F. Caro]

Y una pregunta... si tu fueras tremendamente rico ... ¿Irías al casino a jugarte la fortuna, guardando una tremenda cola en tu espectacular coche y siendo fotografiado por una orda de turistas ávidos de captar los tópicos de Mónaco?

Lo dejo a vuestra consideración, pero para mí, la enseñanza para ese día fue que “Hasta los más ricos y admirados, de vez en cuando cometen estupideces”.

Siguiente post... Florencia "la capital del turismo cultural"

domingo, 18 de abril de 2010

Fotos nocturnas en el Cabo las Huertas (Alicante)

Ayer estuve con mi amigo Beto en el Cabo de las Huertas (Alicante), experimentando con tiempos de exposición, apertura de diafragma y balance de blancos.

Las fotos que vienen a continuación condensan todo lo ocurrido en alrededor de 2:30 minutos en una única imagen.




[@] Ver presentación en grande
[@] Curso de fotografía digital (www.thewebfoto.com)

jueves, 15 de abril de 2010

La responsabilidad está en el aire

A ninguno nos gusta ser responsables de algo que no funciona bien. Sin embargo nos agrada participar y sentir que formamos parte de cualquier éxito.

Los hinchas de un equipo de futbol hablan de “hemos ganado” (todos) cuando el resultado ha sido positivo y de “han perdido” (los jugadores) cuando no lo es.

En la política, todos los días, asistímos impávidos a un cruce de acusaciones entre unos partidos y otros. En todas ellas “los otros “ son los responsables de la situación.

Como he escrito en otros post, nuestro cerebro nos protege y moldea la realidad que nos rodea a nuestra conveniencia. En el caso de las responsabilidades también.

Cuando las cosas van mal o se ha cometido un error, es muy dificil entontrar responsables, parece que las cosas ocurran solas. Ésta es una reacción muy arraigada en nuestra forma de actuar que practicamos desde muy pequeños. Los niños no hablan de que han roto algo sino de “se ha roto”. En la foto que viene a continuación os podéis imaginar la respuesta de la niña cuando alguien le pregunte por la ropa… “se ha manchado”.


[La ropa se ha manchado. Foto de: Ripizzo]

En las organizaciones, las cosas no ocurren solas, pero normalmente la responsabilidad se diluye, y se cumple el dicho “me gusta el trabajo en equipo porque siempre podrás echarle la culpa a otro”.

Al final no nos queremos dar cuenta de que muchas veces somos más responsables de lo que queremos admitir. Pongamos el caso de un papel que alguien tira al suelo en la calle. ¿Quién es responsable de que el papel esté en el suelo?. ¿La persona que lo ha tirado? ¿El barrendero que no lo ha recogido? ¿Todos los que han pasado por allí y no han hecho nada por remediarlo?.

Normalmente contestamos la primera o la segunda opción, pero nunca estamos dispuestos a admitir la tercera ya que nos hace coresponsables.

En una empresa o proyecto ocurre algo parecido. Todos tenemos encomendada unas funciones, es cierto, pero también todos somos responsables de su avance.Algunas veces por omisión, falta de colaboración o implicación no actuamos cuando aparecen los problemas, intentando que no nos salpique y que no se nos asocie de ninguna manera con él.

Personalmente prefiero no preocuparme por quién es el culpable de una situación. ¿Qué más da?. Para mí es secundario, y creo que es mejor primero ocuparse de solventar el problema que en recrearse acerca de la culpabilidad. Lo que si que me parece muy conveniente es analizar cómo ha ocurrido para evitar que vuelva a repetirse en el futuro. Es decir, más que preguntar ¿quién? yo me centraría inicialmente en ¿qué? y ¿cómo?.

Me gustan las personas que asumen no solamente las responsabilidades de las funciones que tiene encomendadas, sino que además entienden el fín último de la organización o el proyecto, se sienten identificados e implicados, y aportan generosamente lo que está a su alcance para alcanzar los objetivos marcados.

Y vosotros ¿Qué pensáis?

PD: Os dejo con un video de algo que, aunque parezca gracioso, ocurre en algunas organizaciones. Me quedo con el comentario que aparece debajo del video. “El trabajo en equipo es aportar el extra para beneficio de todos

sábado, 10 de abril de 2010

Mis frases favoritas

Vuelvo a la carga después de un tiempo de inactividad en el blog. Como estoy un poco desentrenado, permitidme empezar con una recopilación.

Durante unos años he ido recopilando de aquí y de allá un puñado de frases, que además de ser haber sido enunciadas por personajes célebres, para mí encierran algún tipo de ensañanza. Son ese de tipo de frases para reflexionar, …


[Coleccionando. Foto de: andrea joseph's illustrations ]

Aquí os dejo el enlace a fichero .pdf en Google docs.

Hasta otro día,