domingo, 27 de mayo de 2007

El valor de la caducidad o quiero ser como Beckham

Hace un par de semanas leí que David Beckham había cambiado otra vez su imagen. En esta ocasión se había tintado el pelo de rubio platino.

No debió de gustarle mucho porque a los pocos días volví a leer que se había rapado el pelo.

Es curioso que cada cambio de look del futbolista sea noticia, pero a raiz de esto empecé a pensar si esto podía tener alguna razón justificable.

Y esta es la que se me ocurrió:

A determinadas empresas les interesa que sus productos/servicios se queden anticuados, que caduquen, para que sus clientes adquieran la nueva versión de los mismos.

Lo vemos en la moda, donde las prendas tienen validez por una temporada. Durante esa temporada se venden en mucha cantidad, pero se ha de vender todo dentro de la temporada, porque al año siguiente ... no valen nada. Bueno, ahora se les encuentra salida en los famosos Outlets.

También hay algunas empresas que provocan la caducidad de sus servicios. El ejemplo lo tenemos en los antivirus, donde normalmente puedes acceder a las actualizaciones de virus durante un año, al siguiente has de renovar la licencia.

Una vez leí también que en los productos perecederos, y más concretamente en los yogures, algunos fabricantes acortan la fecha de caducidad que aparece marcada en ellos (por debajo de su fecha real de caducidad) con el fin de sus clientes los coman antes y por tanto los renueven más rápidamente en su nevera. Con esto se consigue “en términos empresariales” mejorar la rotación de yogures en la nevera del cliente.

Otro caso interesante ... El de las camisetas de los equipos de fútbol. ¿ Por qué cada año los equipos de fútbol modifican o cambian sus camisetas ?. Pues para que los sufridos e incondicionales fans del equipo adquieran cada año la nueva equipación.

Algo parecido creo que pasa con algunas estrellas que sacan mucho provecho a su imagen. ¿ Por qué le interesará a Beckham cambiar tanto de imagen? ¿Puede ser para que su imagen caduque y sus admiradores tengan que actualizar sus posters y demás productos con su imagen ?. Y que pasa con sus patrocinadores ¿ Han de elaborar nuevos anuncios con su imagen actualizada ?

Cuando terminé de pensar en esto me vino a la mente … la imagen de Fernando Alonso . Un año con pelo largo, al siguiente con el pelo corto, uno con perilla, otro sin ella ... ¿Es posible que esté haciendo lo mismo ? . ¡ La cantidad de anuncios que protagoniza este año Alonso! y ... en ninguno de ellos aparece con el pelo largo caducado del año pasado.

¿Crees que estos famosos provocan una caducidad de su imagen para mejorar sus ingresos?

Hasta otro día !

3 comentarios:

flekyboy dijo...

Soberbio... un análisis exquisito, de verdad.

Un apunte, la fecha de caducidad de los yogures tiene que ver con el sabor, no porque el producto no se pueda consumir después de esa fecha, por eso las marcas suelen adelantarla, pero en realidad solo te garantiza que no te vas a comer un yogur ácido. El problema es que la mayoría de los consumidores desconocen este hecho y se produce el efecto que comentas, la mayor rotación del producto en la nevera.

O nunca os habéis preguntado porque Danone caduca antes que cualquier otra marca blanca?

Jose F. dijo...

Gracias Flekyboy!

Estoy dentro de la mayoría de los consumidores y no sabía que la fecha está relacionada con el sabor.

Muy curioso el asunto de Danone, lo miraré cuando vaya a hacer la compra.

Jose F. dijo...

Interesantísimo documental relacionado con el tema. Comprar, Tirar, Comprar