sábado, 28 de junio de 2008

Esto no es un juego de palabras (Crisis Inmobiliaria)

Durante estos últimos meses estamos asistiendo a una serie de noticias que nos indican que la crisis, desaceleración económica, el crecimiento negativo o como quiera llamarse no es un juego de palabras, un problema sin importancia y transitorio sino que es más grave de lo que nos quieren hacer creer, y está aquí para quedarse durante un tiempo con nosotros.


1.- Casos reales.

A continuación os recopilo algunos casos para reflexionar sobre ellos:
  • El inmigrante embargado: Indirectamente me enteré de un caso que ocurrió en un banco de Alicante. Se trataba de un trabajador sudamericano que fue al banco a decir que no podía pagar la hipoteca y que se volvía a su país. El empleado del banco le dijo que se lo pensara ya que nunca más podría pedir en España un préstamo. Ante esta afirmación, el resignado trabajador respondió “No pienso volver a España”. Este es un ejemplo del drama de muchos trabajadores inmigrantes que durante el período de bonanza económica vinieron a España con la creencia y esperanza de un mundo mejor, y han sufrido en sus carnes la crueldad de la economía de mercado.

    En alguna noticia también he escuchado alguna variante de este caso, donde además de embargarle la casa, el banco reclama al desprotegido inmigrante el dinero correspondiente a la depreciación del coste de su vivienda.


  • Promotores con problemas: antes de la crisis, el precio de las casas subía de semana en semana. Recuerdo que al ir a solicitar precio para una vivienda, amenazaban con una subida para la siguiente semana, que ejecutaban sin piedad ni miramientos (el mercado funcionaba así). Así de cruel era el mercado y así de cruel se ha vuelto también para los promotores, que ahora han de rebajar los precios drásticamente o incluso vender a precio de coste por las dificultades que tienen para vender viviendas.

    A mi no me produce ninguna tristeza, ya que durante la época del boom y desenfreno constructor se aprovecharon del rumbo del mercado y… “el que está para las maduras debe de estar también para las duras ”. Otra cosa son los trabajadores de estas empresas, que desgraciadamente, son los que peor parados están saliendo en este asunto.


  • Familia que regala su casa: es un ejemplo del grado de desesperación al que puede llegar. Una persona que regala su casa a quien se pueda hacer cargo de la hipoteca (perdiendo todo lo pagado hasta el momento).


  • Experto del sector: me contaron que un señor fue a preguntar a un experto bancario “Oiga, esta crisis es como parece o ... ¿Es peor?”. Llamémosle sentimiento del mercado o realismo, pero nadie piensa que esto vaya a mejorar de la noche a la mañana, excepto algunos gobernantes que desde mi punto de vista sólo buscan “no crear más alarma de la que ya hay”.


  • La calle: En la economía de la calle es palpable que las cosas no van como antes. Taxis, kioscos, bares, cines, gasolineras... están viendo que sus ingresos decrecen con respecto al año pasado y perciben que no se gasta tan alegremente como antes.

2.- La economía familiar.

Estamos viendo como cada día que pasa la situación va a peor. Basta con analizar la situación de una familia con hipoteca:

Los ingresos obtenidos por una familia se destinan en un porcentaje importante al pago de la vivienda, y también a la manutención, transporte, comunicación, energía, agua, ropa, ocio, ahorro y otros.

Los alimentos... suben, el transporte... sube, la energía sube, las hipotecas suben (el euribor se incrementa desenfrenadamente), con lo que la partida destinada a ahorro y otros se ha esfumado en algunas familias, la destinada al ocio también y hay familias que lo están pasando muy mal para poder afrontar los costes básicos (manutención y vivienda).

[Evolución de la distribución de gastos]

Pero es que puede ser que esta crisis acabe por contagiar a sectores muy relacionados con el de la construcción. El primero... el bancario, pero también a otros como el sector de los electrodomesticos, cocinas, ascensores, a los electricistas, pintores, fontaneros,.... Lo que provocará menos ingresos para las familias que viven de estos sectores y entramos en un circulo vicioso que agrava la crisis (menos ingresos mensuales y más gastos de vivienda, manutención… ).


3.- El mundo al revés.

Ante semejante panorama no aguanto el discurso de que “estamos preparados para afrontar la crisis, nuestro sistema financiero es robusto y lo que sufrimos es una desaceleración, desaceleración rápida si me apuras o crecimiento negativo, pero ni mucho menos una crisis. Y además, esta desaceleración es coyuntural, y viene dada por la crisis financiera mundial, el aumento de los precios de los alimentos, y el precio del petróleo. Factores sobre los que no podemos actuar”.

¿Cuanto tiempo vamos a seguir impasibles, esperando que la coyuntura lo arregle todo?. Asumamos que lo que estamos sufriendo es una crisis, una crisis importante y hagamos algo para mitigar sus efectos.

Campañas de ahorro energético. Mejora en las condiciones de pago en las hipotecas, presión... como hace Francia y Alemania ante el BCE para que el precio del dinero no suba. Cártel de países consumidores de petróleo (así como hay países productores de petróleo que controlan la oferta, ¿porqué no se ponen de acuerdo los países que controlan la demanda para elegir a quién, cuándo y cuánto compran? ). Acoso fiscal a las petroleras, búsqueda y fomento en el uso de energías alternativas, fomento de la competitividad en el mercado alimenticio (copado por las grandes distribuidoras), diversificación de la economía española (muy dependiente de la construcción, el turismo y los coches), innovación... etc, etc.

Pero es que, con lo que está cayendo,.... se me antoja muy cínica la reclamación que escuché hace algunos meses de los promotores inmobiliarios a Solbes “Hay que ayudar al sector, están en juego muchos puestos de trabajo”. Esto me parece un chantaje de todas todas. Cuando todo iba bien.... nadie se acordó de ayudar a las personas con hipoteca. Ahora que el sector va mal.... los pobres hipotecados, además de ver incrementadas sus cuotas, van a salvar (con sus impuestos) a los irresponsables que se aprovecharon del boom inmobiliario.

[Manifestación 30 Octubre'06. Foto de la vdevivienda]

¿Qué pasa?, ¿Que estas empresas sí que tienen derecho a ser ayudadas y los miles de personas que en la época del boom inmobiliario se echaron a la calle reclamando una vivienda digna no?

Todo esto me parece el mundo al revés. ¿Tú que opinas?

[@] Esto no es un juego de palabras (Crisis inmobiliaria) en pdf
[@] OPEP culpa a los especuladores y dice que el barril de petróleo debería costar la mitad
[@] Zapatero rechaza la palabra "crisis" porque perjudica el "prestigio" de España
[@] La crisis no es el fruto del azar
[@] El PSOE acusa al PP de cometer un 'error interesado' para hablar de una crisis que no hay
[@] El 80% de los internautas españoles piensa que sufre una crisis económica
[@] Cemento y licencias
[@] Regalo mi casa con hipoteca
[@] Una promotora catalana vende viviendas a precio de coste
[@] La crisis en la construcción lleva al paro a los inmigrantes
[@] Crisis inmobiliaria en YouTube

2 comentarios:

Jose F. dijo...

Después de insistirnos en que no había crisis, ahora parece que si que hay crisis y además es compleja.¿Qué es lo que vendrá luego?. Noticia expansión Solbes habla ahora de la "crisis más compleja" de la historia

Jose F. dijo...

Reportaje El País: ¡Quédense con mi piso!. Más ejemplos de esta triste realidad.