lunes, 20 de agosto de 2012

El maravilloso mundo Disney

Las ya pasadas vacaciones de verano las disfruté, en compañía de la familia, en Eurodisney. Un viaje al que es difícil resistirse si tienes hijos y donde se lo pasan en grande niños y adultos. A continuación os incluyo algunos aspectos que me llamaron la atención:


Operaciones perfectas, sobre todo en el proceso de gestión de colas:
En el parque hay que aguantar colas por doquier. En las atracciones, a la entrada del parque, en los hoteles y en restaurantes. Es un proceso con problemas recurrentes que en Eurodisney tienen perfectamente estudiado.

Colas en las atracciones: presentan 2 variantes
  • Cola tradicional: que crece cuando el flujo de personas que quieren subir a la atracción es superior a la capacidad de la misma. Este tipo de colas son laberínticas para que no conozcas exactamente cuanto te queda para llegar a la atracción, con ambientación cuidada para entretenerte durante la espera y donde sólo te haces una idea del tiempo de espera por el cartel de la entrada de la atracción.
  • Cola planificada o fast-pass: En la atracción se emiten pases sin cola que tienen una hora prefijada de acceso. Por cada persona que proviene de cola tradicional van intercalado un porcentaje de personas con cola planificada. La variable que cambia para mantener esa proporción, es la hora de entrada que emite la máquina del fast-pass.
Colas en la entrada al parque: Disney deja entrar a los huéspedes de sus hoteles dos horas antes de la apertura oficial del parque. Esto, que en principio parece una deferencia, también se hace para que los huéspedes entren de forma gradual y ordenada según van desayunando. A la hora de apertura oficial ya están todos dentro y no estorbarán la entrada de los visitantes que vienen de fuera. De otra forma se saturarí¬an los accesos al parque, como ocurre a la hora de cierre (que no es gradual, sino fija).

Capacidad de las atracciones: Algunas atracciones tienen varias velocidades dependiendo de la demanda de los visitantes. Lenta para cuando no hay colas, normal y la que yo denominaría extrema que es la que se activa cuando el parque está saturado de personas. En mi visita puede experimentar la velocidad extrema en la atracción de Peter Pan, donde el vehículo en el que se visita la atracción chirriaba en los arranques y paradas y el apacible paseo por el cielo londinense lo hicimos a velocidad de avión supersónico.

Las reservas de restaurante: El parque tiene una intranet desde la que los empleados del hotel y parque pueden hacer reservas de los restaurantes del complejo. La única forma de cenar sin sorpresas es reservando. La aplicación de reservas tiene una simplicidad asombrosa, al seleccionar día y restaurante, salen las horas por completar y las no disponibles. Cuando selecciones la hora, se emite un ticket que es el que luego se entrega en el restaurante cuando haces uso de la reserva.

Rotación de personas en restaurantes: Me dí cuanta que Disney apuesta fuertemente por el fast-food. Creo que es debido a que tienen que dar de comer a muchas personas y no interesa que ocupen mesa más de la cuenta. Para simplificarte la elección, en cada restaurante podrás encontrar un máximo tres variantes de comida rápida (menú A, B o C). Con el fin de que las colas no sean cuello de botella, primero pasas por las cajas donde eliges y pagas los menús, y luego desembocas en un mostrador donde te lo sirven. Los Spaguettis te los sirven en una caja de cartón Disney y los cubiertos son desechables. Estoy convencido de que en ciertos restaurantes ni siquiera existen lavavajillas para… ¡No perder tiempo en lavar los platos! .

La imagen también vende
La seguridad: Cada vez que accedes por alguna de las entradas del complejo pasas por un control de bolsas y maletas. En algunos casos con rayos X, en otros manual. Los encargados de seguridad no miran dentro de la bolsa con mucha atención. Yo creo que el objetivo de los controles no es detectar productos prohibidos (en los días que estuve no vi que nadie tuviera que dejar algún objeto en la entrada), sino que tú te sientas seguro dentro del parque.

La limpieza: es obsesiva. Recuerdo estar en un banco de main street y ver pasar cada pocos minutos a un empleado del parque con recogedor y escobilla en mano para limpiar hasta la más pequeña colilla o papel del suelo.

La experiencia ha de ser inolvidable.
La experiencia está cuidada en todos los detalles. Las construcciones, las atracciones, los restaurantes temáticos, los espectáculos, la música ambiente, la indumentaria de los empleados. La jardinería es tan refinada que el césped que crece en los laterales de las carreteras de acceso al parque también se corta.

El marketing avanzado para maximizar el gasto por visitante:
Las tiendas: se encuentran situadas estratégicamente donde acaba la atracción. Por muchas de ellas tienes que pasar irremediablemente para continuar la visita en el parque. La variedad de productos Disney es infinita y segmentada (peluches para bebés, coches para niños, princesas para niñas, aventura para adolescentes, cubertería, cristalería y joyas para adultos,…), para los que quieren gastar poco y para los que el dinero no es problema.

La TV de un hotel Disney: es un anuncio eterno de sus productos. Zapeando puedes encontrar el canal del parque, el Disney Channel, la selección de cuentos Disney, etc

Modelo de negocio diversificado: 
Los euros gastados en el parque se reparten en varios ámbitos. La entrada al parque, la compra de productos Disney, la restauración y el alojamiento. Me gustaría conocer cual es la aportación de cada área a la cifra de facturación del parque. También sería curioso conocer cual es el margen de beneficio de cada una de ellas.

Disney también puede mejorar: 
Para acabar, y a pesar de que sorprende en muchos aspectos, aquí van dos áreas de mejora:

WIFI: En el parque no hay wifi. Es posible que no quieran que te distraigas, sin embargo hoy en día los smartphones pueden ser un gran entretenimiento en colas. Como sugerencia yo pondría wifi gratis con acceso a red local con contenidos Disney (aplicación de colas en atracciones, videos, música, cuentos, guía del parque en distintos idiomas, red social interna,…)

Trayectos hoteles-parque: a pesar de que están relativamente cerca, se puede hacer algo pesados, ya que en el interior del parque se anda bastante. Como sugerencia no vendría mal un tren elevado o monorail que conectara el parque con los hoteles. A buen seguro que los visitantes lo agradecerían.

¿Tu también has estado? Puedes aportar tus vivencias en el apartado de comentarios.

 Hasta otro día,


4 comentarios:

Jorge Ramiro dijo...

Hola, me gustaría saber mas acerca de tu experiencia en Disney. Quería saber si te hospedaste en uno de los hoteles en disney o en uno afuera del mismo y cual conviene mas si somos una pareja joven sin hijos. Gracias

Jose F. dijo...

ordenados por cercanía:

Disneyland: el hotel del parque. El más espectacular pero también el más caro:

New York: Ambientación art decó.
Sequuoia: Ambientación montaña.
New Port: Ambientacion marina.

Desde el parque hasta el New Port (que es el el que estuve) hay 10-15 minutos andando.

Sin duda, es mejor alojarse en alguno de los hoteles del parque

Anónimo dijo...

Hola Giuseppe:

Ya sabes quien soy.

Esta estudiado que los parques tipo Disney dan pasta únicamente por las ventas de productos y las comidas. No es posible mantener un parque así únicamente con el coste de las entradas.

Disney Paris está siendo rentable desde hace relativamente poco tiempo. En España, ya sabes que PortAventura es el único que presenta unos números en negro, todos los demás están en rojo.

Respecto a tus apreciaciones: los controles a la entrada yo no los sentí únicamente como controles de seguridad.

Respecto a la comida: creo que un parque como Disney no debería permitir que la comida fuera tan mala (de lo peor que he probado en muuuuucho tiempo) a pesar de los precios que se pagan.

¿Volvería a ir?. Sin duda, me lo pasé muy bien. Creo que preferiría ir a alguno de los Disney americanos para comprobar las diferencias y las similitudes pero ... esa comida.

Besos en casa de parte de nosotros cuatro.

A ver si quedamos cuando vayamos para allá.

Jose F. dijo...

Hola Anónimo-Javi.

Gracias por pasarte y comentar. A ver si no vemos !!!

Un abrazo